Tu Salud

La glándula tiroides es un órgano pequeño, pero con un gran impacto.

Embarazo

TRASTORNO DE LA TIROIDES Y EL EMBARAZO

El embarazo causa una serie de cambios fisiológicos y hormonales normales que afectan la glándula tiroides y puede conducir a un aumento de los requisitos de hormona tiroidea.1 El bebé también depende de la madre para su suministro de hormonas tiroideas durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre cuando su tejido tiroideo aún no es activo.1 Es primordial que tu glándula tiroides esté funcionando adecuadamente durante este periodo crítico, y se aconseja a las madres embarazadas verificar la salud de su tiroides tan pronto como se detecte el embarazo.


Nota: Es especialmente importante que se controle tu tiroides si sufres de endometriosis o síndrome de ovario poliquístico (SOP), ya que es más probable que tengas problemas con la tiroides si tienes estas condiciones.1

La tiroides hipoactiva y el embarazo

Si no se trata, el hipotiroidismo durante el embarazo puede ser muy peligroso. La hormona tiroidea es fundamental para el desarrollo del cerebro y puede dejar al bebé en riesgo de presentar problemas de aprendizaje y desarrollo.2

Tratamiento

El tratamiento para el hipotiroidismo es el mismo, independientemente de si una mujer está embarazada o no. Tomada por vía oral, la medicación adecuada para reemplazar las hormonas tiroideas que faltan y se recomienda durante todo el embarazo.2 El tratamiento para el hipotiroidismo durante el embarazo es extremadamente importante, ya que protege tanto a la madre como al bebé de cualquier posible complicación futura. Las mujeres con hipotiroidismo antes del embarazo necesitarán una dosis más alta de medicación adecuada antes de quedar embarazadas y de un seguimiento más frecuente durante el embarazo para asegurarse de que su dosis de esta medicación sea correcta.2

La deficiencia de yodo y el embarazo

El yodo es vital para la producción de hormonas tiroideas, y como tu cuerpo no produce yodo, debe ser consumido como parte de una dieta saludable.3 Incluso una leve deficiencia de yodo durante el embarazo puede tener efectos negativos en el parto y en el desarrollo de tu bebé, incluida la tiroides de tu bebé que se vuelve hipoactiva.2Por lo tanto, se recomienda que todas las mujeres embarazadas y en etapa de lactancia tomen todos los días un suplemento nutricional que contenga yodo.3 Las mujeres en edad fértil deben tener una ingesta de yodo de 150 microgramos al día en promedio, que debería aumentarse a cerca de 250 microgramos durante el embarazo y a aproximadamente 290 microgramos durante la lactancia.3

La tiroides hiperactiva y el embarazo

Una tiroides hiperactiva (hipertiroidismo) en mujeres embarazadas es en la mayoría de los casos es causada por la enfermedad de Graves.2 La enfermedad de Graves es un padecimiento autoinmune que hace que la glándula tiroides produzca en exceso hormonas, dando como resultado el hipertiroidismo.

El fracaso en el tratamiento del hipertiroidismo durante el embarazo puede aumentar el riesgo de muerte fetal, parto prematuro y malformaciones de los bebés.2

El tratamiento para las mujeres embarazadas con hipertiroidismo es a veces diferente al ofrecido a otras mujeres, ya que algunos de los medicamentos disponibles pueden dañar al bebé nonato.2

  • Las mujeres con hipertiroidismo leve que no están experimentando síntomas serán monitoreadas estrechamente durante su embarazo; sin embargo, no habrá tratamiento si la madre y el bebé están bien.2
  • Las mujeres con hipertiroidismo grave que experimentan síntomas serán tratadas con un medicamento antitiroideo, como el metimazol o el propiltiouracilo. Esta última suele ser la opción de tratamiento preferida durante el primer trimestre del embarazo.2
  • Los betabloqueadores pueden usarse para ayudar a disminuir las palpitaciones y temblores asociados con el hipertiroidismo, pero deben utilizarse con moderación durante el embarazo y sólo hasta que se controle el hipertiroidismo con medicación antitiroidea.2
  • En algunos casos, una mujer embarazada será sometida a una cirugía para extirpar parcialmente la glándula tiroides si es alérgica a un medicamento o si necesita dosis altas que podrían dañar al bebé.2
  1. Poppe K, Velkeniers B, Glinoer D. Thyroid disease and female reproduction. Clin Endocrinol (Oxf) 2007; 66: 309–321.
  2. American Thyroid Association. Thyroid disease and pregnancy. Available at https://www.thyroid.org/thyroid-disease-pregnancy/ Last accessed February 2022
  3. American Thyroid Association. American Thyroid Association (ATA) on the potential risks of excess iodine ingestion and exposure. Disponible en: http://www.thyroid.org/american-thyroid-association-ata-issues-statement-on-the-potential-risks-of-excess-iodine-ingestion-and-exposure/.Último acceso: Febrero de 2017

RL-NONE-00001

Última revisión LATAM: Abril 2022